TE ACOMPAÑAMOS

Si estás buscando tu OPCIÓN DE VIDA, cuenta con nosotros, estamos a tu disposición: ayscor@hotmail.com
La lectura del Evangelio de Lucas 5, 1-11, da para mucho, pero mucho , mucho. Pero hasta ahora no se me había ocurrido fijarme en las barcas. Allí se quedan, como parte de la vida pasada, muy rutinaria, como medio de vida, de problemas y también de felicidad ante una buena pesca.

Ahí están las barcas, esperando, mecidas al ritmo del agua, quizás contempladas por algún marinero nostálgico.

Las barcas...y pensaba si en la vida muchas veces estamos así, parados, anclados, mecidos y hasta acostumbrados...porque nadie nos suelta del puerto para salir a dar fruto, a pescar, a ganar la vid para otros. Siempre lo mismo...

¿Puedes ser tú una barca? ¿Esperas algún marinero que te saque de puerto? ¿Tienes una misión en la vida a mar abierto? ¿Puedes dar más en la libertad de la decisión que en la rutina? 

Si quieres ser barca, si es así, no lo dudes...tienes un mar abierto para dar la vida. Muchos esperan que salgas!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario